Atalaya

11 Tips para empezar con los aceites esenciales YoungLiving

Si estás leyendo esto seguramente es porque acabas de comprar el Kit de Inicio de YoungLiving o porque te has comprado uno o varios aceites para comenzar. ¡Bienvenida/o a este mundo de conexión con la naturaleza, a través de la más pura esencia de las plantas!

Los aceites esenciales son sustancias muy ligeras, volátiles y muy aromáticas que se extraen de distintas partes de la planta. Por ejemplo, de las flores de la lavanda o las hojas en la citronela o la cáscara del limón. Se obtienen normalmente por destilación o por extracción mecánica.

Los aceites esenciales son la sustancia que permite a las plantas protegerse de los peligros circundantes y es donde se encuentran los principios activos de la misma. Por eso, son sustancias muy poderosas y con un alto potencial beneficioso para las personas si se utilizan adecuadamente.

La relación que establecemos con los aceites esenciales es muy íntima. Por eso es muy importante que los aceites sean de gran calidad. Porque estas sustancias pasan a estar en contacto directo con nuestro cuerpo. Por ejemplo, cuando inhalamos el aceite esencial, éste pasa a nuestro sistema límbico; cuando lo utilizamos tópicamente, pasa a nuestro torrente sanguíneo y cuando lo ingerimos, sólo cuando el aceite es apto para ingerir, pasa directamente a nuestros órganos internos a través del sistema digestivo. Aunque esta tercera opción es recomendable dejarla para más adelante, cuando tengas ya algo de experiencia con el uso de aceites esenciales.

Por eso, para tí que estás comenzando en este mundo de las esencias naturales, he escrito este post, con algunas recomendaciones, trucos y advertencias, con el objetivo de facilitarte la entrada en el mundo de la aromáterapia. Para que puedas disfrutar al máximo de todo el poder y los beneficios que traen los aceites esenciales de YoungLiving ¡que son infinitos!

Empezamos.

1. Difusor de otras marcas.

Una de las formas más habituales de usar los aceites es con el difusor. Eso permite que no solo una sola persona se beneficie de los aceites, sino todas las personas que viven en esa casa o lugar. Sin duda, el ambiente en mi casa se ha vuelto más armonioso desde que tengo el difusor funcionando. Y es que las esencias elevan la vibración por allí por donde pasan.

Ocurre que las esencias de YoungLiving son tan puras que pueden dañar los plásticos y los metales de los difusores de otras marcas, sobre todo los cítricos. Al producirse ese daño en el plástico, pudiera ser que se fusionaran con el aceite y terminaras inhalando esa sustancia… Por eso, se recomienda usarlos con el difusor de YoungLiving, fabricados con plástico quirúrgico y siempre con agua fría.

Si de momento no quieres/puedes invertir en un difusor de YoungLiving pero te has comprado una esencia y lo quieres usar en tu difusor de antes, te recomiendo que pongas primero el agua en el difusor y después las gotas de aceite esencial, evitando al máximo el contacto directo de la esencia con la pletina métalica del difusor y con las paredes de plástico.

Lo más seguro es que se estropee, pero, quién sabe. Todos los días ocurren milagros.

2. Difusor casero y contemporáneo

Si no tienes difusor todavía. ¡No te preocupes! No los pongas en un quemador de esencias porque los echarás a perder y no te beneficiarás de todo su potencial. ¡Tu mascarilla puede ser un difusor perfecto! Rebaña con tu dedo meñique o un bastoncillo el interior de la tapa de tu aceite esencial favorito. Lo importante es que no utilices mucha cantidad porque te puede saturar. Después, restriégalo por el interior de tu mascarilla, preferentemente por la parte de abajo y en los bordes para no dañar la mascarilla. Para evitar que se dañe, también, puedes utilizar el aceite diluido en un aceite vegetal.

La mascarilla te facilitará la inhalación y te beneficiarás de las propiedades del aceite que hayas elegido siempre que quieras. Esto hará que llevar la mascarilla empiece a ser una bendición.

3. Siempre en envases de cristal

De la misma manera que el aceite esencial puede dañar o disolver el plástico de tu anterior difusor, también disolverá cualquier envase de plástico en el que intentes poner aceite esencial. Así que siempre utiliza envases de vidrio, preferentemente oscuros, para tus mezclas y experimentos.

4. Uso progresivo

diluciones YoungLiving
Guia de mezclas y diluciones

Las esencias de YoungLiving son tan puras que es recomendable usarlas de forma progresiva para que tu cuerpo se acostumbre a ellas. Cuando empieces a usarlos, puedes experimentar dolor de cabeza y, sensación de dentera en los dientes (a mi me pasó porque estaba todo el día con ellos…), es normal. Se debe a la desintoxicación que favorecen los aceites. Para acompañar esta limpieza que los aceites te van a regalar, bebe mucho agua. Sobre todo al comienzo.

También por eso se recomienda empezar poquito a poco. Por ejemplo, puedes empezar con 2 gotas en el difusor. E ir aumentando la cantidad a medida que te acostumbres a ellas.

Y, si las aplicas de forma tópica, al principio siempre diluidas en un aceite vegetal de calidad. Una proporción de 1 gota por cada mililitro de aceite vegetal puede ir bien para un uso localizado. O 1/2 gota por cada mililitro para un aceite de masaje si es una zona grande a tratar. Por ejemplo, 15 gotas de aceite esencial para una botellita de 30 ml. En la imagen verás la sugerencia de diluciones.

Si tienes la piel sensible, antes de usar un aceite prueba un poquito en una parte de tu cuerpo. La cara anterior del brazo puedes ser buena opción. Y espera 6/12 horas a observar si hay reacción. En cualquier caso, sea por el motivo que sea, siempre que un aceite cause molestias en la piel, es recomendable aclarar con un aceite vegetal (¡Nunca con agua!)

Una buena manera de comenzar a usar aceites es hacer brumas. Es decir, una mezcla de agua, aceite esencial y sal. Pon la mezcla en un frasco de vidrio opaco con un spray y rociátelo como si fuera una colonia. También puedes rociar las sábanas antes de dormir o cualquier espacio. La medida que yo empleo es de 3 gotas por cada 10 ml de agua. Antes de usar agítalo, para que se mezclen los tres componentes y ¡listo!

También puedes darte un baño caliente con tu esencia. Para ello, puedes poner en una montañita de sal, 2 o 3 gotas de la esencia y remover con el dedo. Después vuelca esa sal aromática en tu baño y ¡disfruta!

Se recomienda evitar el contacto con áreas sensibles como los ojos, los oídos, los genitales y las membranas mucosas. Pero si decides hacerlo, definitivamente, ¡muy diluido!

Al principio no ingieras los aceites esenciales a no ser que una persona especialista te lo haya recomendado. Hay otras mil formas de usarlos para empezar a tomar contacto con su frecuencia.

5. Aceites fotosensibles

Algunos aceites son fotosensibles. Esto quiere decir que pueden causar quemaduras en la piel si después de la aplicación en la piel, les da el sol. Por ello deben aplicar de noche o en lugares donde no vaya a dar el sol, en la nuca, por ejemplo, o en los pies.

Los aceites fotosensibles son: Limón, Naranja del kit de inicio. Y bergamota, lima, mandarina, pomelo, limón jade, eneldo, comino. Y todas las mezclas que los contienen. Del kit de inicio Stress Away y Thieves son fotosensibles.

6. Aceites calientes.

Algunos aceites pueden causar sensación de ardor o quemazón en la piel. Por eso se les llama ‘calientes’ o ‘dermocaústicos’.

En el kit de inicio tenemos la mezcla Thieves y menta que son calientes. Y también son calientes canela, orégano, tomillo, clavo, lemongrass y nuez moscada.

7. Los aceites esenciales no son compatibles con las sustancias tóxicas.

Los aceites esenciales deben utilizarse solos, sin mezclarlos con sustancias tóxicas, porque reaccionan a ellas. Por ello, no conviene mezclarlos con productos de cosmética convencional, ni colonias, porque pueden reaccionar y provocar manchas en la piel o hacer que el tóxico penetre más en tu organismo. De igual manera, no debemos usarlos antes de bañarnos en una piscina con cloro, porque podría reaccionar con esa sustancia.

Tampoco los mezclamos en la limpieza del hogar, con productos como la lejía, desengrasantes o detergentes convencionales. Por ejemplo, si has limpiado con lejía, ventila la habitación y espera un poco antes de poner el difusor.

8. Consérvalos bien

Los aceites esenciales de YoungLiving ¡no caducan! Así que solo tienes que ocuparte de conservarlos bien para que te duren. Déjalos en un lugar fresco y seco, con el tapón hacia arriba y lejos de la luz del sol. Sobre todo si has usado un envase de cristal transparente.

Los aceites esenciales pueden perder propiedades si se exponen a altas temperaturas o si se exponen a la luz del sol. Por eso es recomendable tenerlos en envases de vidrio oscuro. De la misma manera, evitaremos mezclarlos con aceites calientes o tenerlos cerca de una fuente de calor. Es por eso que siempre siempre los usamos en el difusor con agua fría.

9. Contraindicaciones

Si estás embarazada o tienes hipertensión, epilepsia, diabetes, problemas del corazón, asma, o tomas medicación anticoagulante, consulta con tu especialista en aromaterapia antes de usarlos, para saber qué aceites has de evitar.

Por ejemplo, si tomas algún medicamento con warfarina, que es un anticoagulante que se encuentra en medicamentos como el Sintrón o Adiro, deberás evitar el uso de Panaway. Está mezcla incluida en el kit de inicio tiene aceite esencial de Gaulteria y uno de sus componentes, el salicilato de metilo, podría potenciar el efecto de la warfarina causando hematomas o hemorragias internas, como se explica en este artículo.


Si estás embarazada debes evitar cualquier aceite esencial que contenga cetonas monoterpénicas por vía tópica u oral, aunque su uso por via olfativa es seguro, según apunta este artículo. Por ejemplo del kit de inicio los aceites que contienen estos quimiotipos son: Menta, RC, Panaway, Digize.

10. Si tienes gatos

Si tienes gatos en casa debes saber que son seres muy sensibles a los aceites esenciales y a los productos químicos en general. Mucho más que los perros.

Por eso, con ellos, debes poner especial atención al usar Naranja, Limón, Panaway, Thieves y Purification del kit de inicio. Para más información sobre aceites esenciales con gatos, te recomiendo leer este artículo.

11. Consejos, inspiración…

El mundo de los aceites esenciales es muy amplio y poderoso. El uso que hacemos de ellos es tan íntimo y cercano que es importante utilizar los aceites que garanticen la máxima calidad. En ese sentido, me siento muy afortunada de haber dado con Youngliving, que es una casa pionera en la producción y distribución de aceites esenciales, reconocido mundialmente por sus altos estándares de calidad. Su sello de calidad ‘Seed to seal’ nos asegura que todos los procesos en la cadena de producción y distribución han sido mimados, desde que se planta la semilla, hasta el envasado. Y se nota.

Dentro de esta gran familia que es YoungLiving, yo estoy en la tribu de MamaEsencial y de NidoreEssentia donde, con tu mail de registro en Youngliving (si has comprado tu kit de inicio) puedes registrarte para acceder a cursos gratuitos sobre aromaterapia para acompañar y nutrir tu proceso de experimentación con los aceites esenciales.

También cito con especial cariño y gratitud la web https://www.aromaterapia.gratis/ porque es maravillosa. Llena de recetas, recursos e inspiración.

Si tienes alguna duda en el uso de los aceites, pregunta siempre a tu persona de referencia en tu tribu. Si soy yo a mi. 🙂 Y sobre todo, guíate por tu instinto, por tu olfato a la hora de usarlos. Si no tienes tribu, pero quieres formar parte de la nuestra, o sientes que tienes algún tema con el que los aceites esenciales te pueden ayudar, contáctame. Estaré encantada de acompañarte y asesorarte en este viaje hermoso de conexión y armonía con el poderoso mundo vegetal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.